Vinos Recomendados

Los mejores vinos para acompañar un asado

El asado no es una comida más. Quien haya probado un jugoso bife de chorizo sabe que resulta una inolvidable experiencia de placer y más aun si es en compañía de un buen vino tinto. En esta nota te damos algunas opciones para que tengas en cuenta. ¿Nos contás cuál es tu vino favorito a la hora del asado?

  

Por Verónica Gurisatti – Revista Brando

No es lo mismo un Malbec joven y sin madera que un Cabernet Sauvignon con doce meses de crianza en barricas de roble nuevas, cada uno por sus características acompaña mejor distintas comidas. Como el maridaje es totalmente subjetivo y no tiene nada de científico, está sometido a cambios y revisiones y en la práctica existen muchísimas combinaciones y todas pueden ser válidas. Para lograr el mejor acuerdo entre el vino y la carne, la calidad de ambos debe ser similar y no hay que olvidar que cuanto más fuerte es el plato más fuerte debe ser el vino. Como la intensidad del sabor exige vinos de igual carácter, conviene elegir los que equilibren el contrapeso y aporten frescura sin exagerar. Las cortes de vaca, cerdo, cordero o caza requieren de tintos con más cuerpo y crianza en los que no importa tanto la variedad de uva sino su estilo y elegancia. Aquí, 5 marcas que no defraudan. 

Portillo Malbec 2016 
Salentein -Valle de Uco, Mendoza – $110 

Un buen vino no tiene por qué ser caro ni de gran complejidad, a veces con que sea rico, fresco y frutado alcanza, como este Malbec joven y fácil de beber, redondo y equilibrado. Elaborado con uvas de Tunuyán, es un clásico con la etiqueta renovada que se destaca por su simpleza, taninos dulces, sabor especiado y mentolado, muy armónico y fluido y con un sorprendente largo de boca. Cualquier carne bien jugosa como vacío, entrañita, bondiola y costillitas realzan los atributos de este tinto de excelente relación precio-calidad. 

Kaiken Reserva Malbec 2013 
Kaiken – Agrelo, Mendoza – $175 

Frescura y carácter distinguen a este Malbec de aromas frutados y especiados, muy amable al paladar, con un excelente equilibrio entre el alcohol, la madera y la fruta. Elaborado con uvas de Agrelo (Lujan de Cuyo) y 6 meses de crianza en roble francés, tiene intensidad frutal, cuerpo suave, buena acidez y final largo, además de un precio muy acertado y perfil internacional. Los ahumados de la crianza le aportan complejidad y su estructura y madurez se complementan muy bien con fiambres ahumados, mollejas y chivitos al asador. 

Nieto Senetiner Malbec DOC 2013 
Nieto Senetiner – Luján de Cuyo, Mendoza – $220 

Malbec de lujo increíblemente frutado y de gran complejidad, elaborado con uvas de antiguos viñedos de Vistalba (Luján de Cuyo) y 12 meses de añejamiento en roble francés. 

Tiene estilo Nuevo Mundo, concentración de aromas, sabor fresco y mentolado, taninos dulces y redondos, y mucha elegancia. En la boca la estructura justa y armonía tanto en cuerpo como en textura, además de un final riquísimo y persistente. Ideal para acompañar provoletas, empanadas, riñoncitos provenzal y carnes al asador como costillar de jabalí. 

Humberto Canale Estate Cabernet Franc 2015 
Humberto Canale – Alto Valle de Río Negro, Río Negro – $240 

Tinto patagónico que muestra ya en nariz las notas herbales y especiadas tan típicas del Cabernet Franc. Elaborado con uvas del Alto Valle de Río Negro, es muy refrescante y agradable de beber y sobresale por su textura y mineralidad. Además tiene buena fluidez, intensidad aromática, taninos maduros y rica acidez. Sólo el 20% del vino tuvo una crianza de 7 meses en barricas de roble americano y francés, y su cuerpo y frescura lo convierten en la mejor opción para acompañar cordero patagónico, carnes de caza grilladas y brochettes. 

Caballero de la Cepa Cabernet Sauvignon 2015 
Finca Flichman – Valle de Uco, Mendoza – $250 

Cabernet con imagen renovada y estilo moderno que se destaca por su complejidad. No es un vino potente sino más bien delicado, con sabor frutal y una larga y placentera sensación al final. Elaborado con uvas del Valle de Uco y 12 meses de crianza en roble americano y francés, tiene textura sedosa y una frescura que invade el paladar. Es intenso, aromático, con taninos suaves, dejos especiados, buen cuerpo y tipicidad varietal. Acompaña muy bien pechito de cerdo, tira de asado, colita de cuadril y bifes de chorizo con morrones quemados. 

COMER. BEBER. SABER. VIAJAR. CRECER