De Lugares y Sabores
Image default
Entradas

Entradas de verano para agendar

Crema de apio y anchoas con pan de ajo

Ingredientes
8 ramas de apio, 2 clavos de olor, 1 cebolla, 1 cda. de granos de pimienta negra, 150 cc de crema de leche, 300 g de queso crema, 6 anchoas en aceite, 1 pocillo de jugo de limón, perejil fresco, 7 g de gelatina s/sabor, 1 pan de campo, 3 dientes de ajo, 100 g de manteca, hierbas frescas

Pelar las ramas de apio con un pelapapas, cortarlas en trozos y ponerlas en una olla. Luego, cubrirlas con aceite de maíz, 1 cebolla entera pelada y pinchada con los dos clavos de olor. Llevar a fuego bajo y apagarlo cuando rompa el primer hervor. Dejar enfriar y procesar el apio con unas gotas de aceite. Reservar.
Retirar la corteza del pan, cortar en rodajas gruesas, frotar con ajo, rociar con un poco de aceite infusionado, espolvorear con hierbas (romero, tomillo) y secar en horno moderado hasta que las lonjas de pan queden crujientes y doradas. Cortar y procesar con la manteca fría en cubos hasta conseguir un arenado grueso. Retirar y cubrir la base de moldes individuales. Llevar al freezer hasta que la mezcla quede firme.
En un bol mezclar la crema, semimontada, con el queso crema, las anchoas y el perejil picado, jugo de limón, 2 o 3 cucharadas de aceite de apio, sal, pimienta y gelatina sin sabor ya hidratada. Unir los ingredientes con movimientos suaves y envolventes, terminar de llenar los moldes con esa mezcla y cubrir con masa fría. Enfriar en heladera por 4 horas. Desmoldar y servir con hojas verdes condimentadas con una vinagreta clásica.

Crema de queso azul y cardamomo con aliño de tomates

Ingredientes
300 cc de leche, 1 cdta. de cardamomo, 1 cda. de cebollas en escamas (secas), 250 cc de queso crema, 200 g de queso azul, 2 cdas. de semillas de sésamo blancas, 2 cdas. de aceite de sésamo, ½ taza de tomates secos, 1 diente de ajo, jugo de 3 limones, unas gotas de salsa tabasco, perejil fresco

En una olla profunda poner la leche, el cardamomo y escamas de cebollas. Llevar a fuego mínimo y cuando rompa el primer hervor retirar, tapar y dejar enfriar. Colocar la preparación en una licuadora y procesar con queso crema, queso azul, semillas de sésamo, pimienta negra, hojitas de perejil fresco, una pizca de sal fina y aceite de sésamo. Una vez que la crema quede bien emulsionada, retirar y servir en copas de vidrio o vasos transparentes. Llevar a la heladera y reservar.
Por otro lado, procesar los tomates secos (hidratados) junto con el ajo pelado y sin el brote, jugo de limón, sal, pimienta negra y una taza y media de aceite de maíz. Volcar la salsa en un colador de malla fina sobre un bol presionando con una cuchara para que sólo pase el aceite. Reservar.
Retirar las copas de queso y cubrir con unas líneas de aceite colorado. Se puede decorar con hojas de perejil frito y servir con grisines finos o una lámina de pan saborizado.

Martiniano Molina - La Nación

post relacionados

Calabaza asada con queso patagónico y gremolata

@delugare_admin

Tártaro de salmón del Pacífico

@delugare_admin

Mollejas doradas con canela y peras

@delugare_admin