De Lugares y Sabores
Image default
Pastelería Recetas para Probar

Tarta de Manzanas y Queso con Almendras

Print

Tarta de Manzanas y Queso con Almendras

Una base crujiente con sabor a manteca, una capa suave de crema de queso, rodajas finas de manzana con canela y una última capa crujiente de almendras laminadas tostadas con el calor de horno. Todo esto hace que esta tarta sea completamente irresistible. Está exquisita cuando todavía no se ha enfriado por completo y se toma templada. Pero también está deliciosa fría. Es el postre perfecto de una comida o cena especial o de una velada con invitados, pero también un acompañamiento de lujo de un café o un té en el desayuno o la merienda.

  • Author: Muy Locos por la Cocina

Ingredients

Para la base de la tarta:

165 g de harina
45 g de azúcar impalpable
¼ de cucharadita de sal
140 g de manteca muy fría

Para la crema de queso:

1 huevo
50 g de azúcar
200 g de queso de untar (estilo Philadelphia), a temperatura ambiente
½ cucharadita de extracto de vainilla

Para el relleno de manzanas y almendras:

50 g de azúcar
½ cucharadita de canela
3 manzanas grandes ( ó bien, 4 pequeñas)
50 g de almendras laminadas
Azúcar impalpable para espolvorear (opcional)

Instructions

Precalienta el horno a 230 ºC y unta de manteca un molde desmontable redondo de unos 24 cm de diámetro.
Pon en una fuente amplia la harina, el azúcar impalpable y la sal. Mézclalos con una cuchara.
Añade la manteca fría cortada en dados y forma un arenado.
Vuelca este arenado en el molde y presiona para formar base y laterales. Llevar a la heladera.
Mezclar con batidora un huevo, el azúcar, el queso y el extracto de vainilla hasta formar una crema homogénea. Reservar
Mezcla en un bol el azúcar y la canela.
Partir las manzanas en cuartos, quitarles la piel y el corazón y volver a partir cada cuarto longitudinalmente en 4 trozos.
Mezclar con el azúcar y la canela.
Y por último se montan las capas y se hornea
Sacar la base de la heladera y volcar encima la crema de queso. Colocar por encima las manzanas (sin presionar).
Reparte por encima de las manzanas las almendras laminadas.
Hornea la tarta sobre una bandeja de hornear para evitar que posibles escapes del molde ensucien el horno. Los primeros 10 minutos la temperatura debe ser de 230 ºC. Después se baja a 205 ºC y se hornea 25-30 minutos más. Estará hecha cuando la base tenga un profundo color dorado, las almendras laminadas se hayan tostado y las manzanas estén tiernas.
Tras sacarla del horno, deja que se enfríe sobre una rejilla. Una vez que esté templada, antes de quitar la parte desmontable del molde, pasa un cuchillo por el borde para evitar que la base crujiente de la tarta se rompa
Espolvorea la superficie con azúcar impalpable a través de un colador.

post relacionados

Muffins de pera y jenjibre

@delugare_admin

Torta húmeda de chocolate blanco y membrillos

@delugare_admin

Wok de pollo al curry

@delugare_admin