De Lugares y Sabores
Vinos Recomendados

5 rosados para anticipar el verano

Los rosé son los vinos más versátiles. Estos son nuestros favoritos para las cenas de primavera.

Los vinos rosados vienen ganando terreno dentro y fuera de Argentina. Cada vez más gente los bebe y las bodegas producen más y mejores rosé. Y esto se debe a que son algo más que una simple opción de color light a los tintos power. Los rosados resultan ideales para comer, ya que se adaptan a todos los platos, ya que el costado fresco y frutal los hace amigables, y el volumen y la carnosidad de algunos rosé potentes van bien con todo, desde un churrasco hasta los alcauciles, y desde las ensaladas verdes a las pastas con tuco. Ahora que el calor dice presente, son un número puesto en la mesa. Estos son nuestros favoritos.

1. Santa Julia Syrah Rosé 2009 ($16).Con ciertos vinos rosados hay un sólo secreto: la juventud. Y este Syrah es uno de esos que cumplen a rajatabla con la ley rockera de “vive intensamente y muere joven”. Conviene beber el 2009 al 2008, ya que es más expresivo y frutal. Bebelo ahora y te vas a acordar de lo que significa ser exótico para un Syrah. Con un consejo final, bebelo en tu casa con unos arrolladitos primavera, un buen chop suey y un salteado de cerdo agridulce.

2. El Portillo Malbec Rosé 2009 ($18). Una suerte de hit en su gama de precio y entre los vinos de la bodega, ya que logra ser impactante y liviano a la vez. El secreto está en esos gramitos de azúcar que hacen redondos al 99% de los rosados del país, y que en este rosé son un condimento clave: edulcoran sin endulzar y atemperan a una acidez filosa. De ahí que puesto en la mesa, serás feliz jugando a “me quiere o no me quiere” con las hojas de un alcaucil con limón y oliva, aunque el test del amor te de negativo. Si no te gusta deshojar la alcachofa, dale derecho a una tarta de corazones y después nos contás.

3. Alta Vista Malbec Rosé 2009 ($25). Un curioso y muy fragante rosado, con verdaderas notas de frutos rojos y cacao. Si todavía te preguntás cómo es posible que un vino huela a más cosas que uva, en este caso se explica porque fue elaborado con la misma técnica que un Beujolais, el famoso vino francés, llamada maceración carbónica. Todo esto, para describir la carga aromática de este Malbec que seduce con su perfume y refresca con su andar helado. Mejor bebelo frío y picoteando unas tostadas con queso crema, ciboulette, oliva y pimienta.

4. Familia Gascón Rosé 2009 ($27). Un caso en el que dos tintos dieron paso a un rosado: el Malbec y el Sangiovese de la línea Familia Gascón, de cuya maceración se desprende este rosé. Tiene la ligereza que se extraña a veces en los tintos y consigue, con un paso audaz y envolvente, emocionar las papilas con una intensa nota frutal que perdura como las buenas cosas. Pensá que si te gustan los blancos de la casa acá vas a encontrar  lo mismo, pero con una pizca menos formal y más chillona. Para beber sólo, una nochecita de estas, escuchando las ranas del jardín.

5. Montfleury 2008 ($29). A diferencia de los vinos tintos, que se la bancan en casi cualquier franja de precios, los rosados ameritan invertir una moneda más. Montfleury es el mejor ejemplo. Compuesto por Cabernet Sauvignon, Malbec y Gamay, una rara variedad a nivel local pero muy cultivada en Francia. Es liviano al tacto y potente en su sabor. Fue elaborado por primera vez a fines de los setenta por la mano experta del recientemente fallecido Roberto de la Mota, y sigue siendo top a la hora de la elegancia. Soñalo con una ensalada de rúcula, queso brie, parmesano y almendras; compralo y hacé realidad tu sueño.

© Revista Joy
Los rosé son los vinos más versátiles. Estos son nuestros favoritos para las cenas de primavera.

post relacionados

Summer wines: 6 vinos para beber bajo la sombrilla

@delugare_admin

5 vinos de zonas no tradicionales que tenés que probar

@delugare_admin

¿Recibís visitas en casa? 8 vinos por menos de $18 para quedar bárbaro

@delugare_admin