Plato Principal

Salmón rosado con crocantes croquetas de cereales

El salmón es sólo una excusa para dar soporte a la guarnición: unas ricas croquetas de arroz y cebada con queso fresco y morrones

Ingredientes

1kg de salmón rosado fresco con piel, 1 taza de harina, 1 cucharadita de té de levadura en polvo, 1 pizca de azúcar, 2 claras de huevo, agua tibia c/n, 1 taza de arroz blanco de grano corto, 3/4 taza de cebada perlada, 1 cebolla, 1 cebolla de verdeo, 1 zanahoria, 1 cucharada de semillas de girasol, pan rallado, albahaca fresca, 200 g de queso fresco, 2 morrones asados.

Cortar el salmón en trozos parejos, salpimentar y reservar.
En un bol colocar harina, realizar un hueco en el centro e incorporar levadura, azúcar y 1/4 taza de agua tibia. Disolver y dejar fermentar. Agregar ½ taza más de agua y mezclar. Salpimentar e incorporar las claras batidas a nieve. Tapar, reservar en un lugar cálido y dejar duplicar el volumen.
Cocinar el arroz en una ollita con el doble de volumen agua, sal y pimienta hasta que esté tierno. Retirar, colar y dejar enfriar.
En otra olla cocinar la cebada a fuego bien bajo con dos tazas de agua, sal, pimienta, cebolla picada, verdeo en rodajitas y zanahoria rallada. El cereal debe quedar tierno, las verduras cocidas y el líquido totalmente evaporado. Colar y dejar enfriar.
Mezclar en un bol arroz, cebada, semillas picadas, sal, pimienta, albahaca picada y 2 cucharadas de pan rallado. Unir los ingredientes con las manos formando croquetas chicas. Colocar en una fuente aceitada, cubrir con pedacitos de queso y gratinar en horno fuerte.
Pasar los trozos de salmón por la mezcla de harina y freír en abundante aceite a temperatura moderada.
Servir con croquetas crocantes y trocitos de pimiento asado condimentado con sal, pimienta y aceite de oliva.

Martiniano Molina - La Nación
COMER. BEBER. SABER. VIAJAR. CRECER