De Lugares y Sabores
Image default

Pedir una porción de torta en la pastelería es cosa del pasado. O al menos así lo es en las boutiques más exclusivas de la Capital Federal, donde ofrecen tortas individuales o minicakes que no sólo se caracterizan por su sabor, sino también por su presentación. Esta tendencia de cocinar a pequeña escala también es más práctica cuando hay varios comensales: cada uno puede elegir su receta favorita y pagar hasta $ 60 por ella.

En la boutique Smeterling ofrecen algunas de las recetas más exquisitas para los amantes de lo dulce. Entre la amplia variedad de minicakes que preparan en esta pastelería ubicada en Recoleta, una de las más recomendadas es la llamada Sacher Torte. Consiste en un biscuit de chocolate con sabayón, también de chocolate, glaseado con chocolate semiamargo. Esta mini tentación cuesta $ 58.

Otro de los minicakes más destacados del local es Corazón de Velours. También por $ 58, esta torta está preparada con chantilly de chocolate con leche sobre dacquoise de avellanas tostada. Todo esto es recubierto con cereales glaseados con chocolate.

Otra de las delicias de Smeterling, para los que les gustan los postres con un toque de alcohol, es el minicake Irish Coffee de mousse de café y whisky, sobre biscuit de nueces, y con lajas de chocolate. Una torta como esta cuesta $ 52.

La patisserie Scarlett ofrece sus exquisitas tortas en versión miniatura, aunque se trata de porciones bastante generosas. Por $ 60, los fanáticos de lo dulce encontrarán, entre otras delicias, la Chococheesecake: un cheese cake de chocotorta. O bien, el minicake Hudson, que tiene brownie con dulce de leche, crema chantilly y galletitas Oreo.

Los que visiten algunas de las cinco sucursales de esta exclusiva tienda no se pueden ir sin probar la minitorta Cocoliche, que tiene la combinación perfecta: coco con dulce de leche. En Scarlett también ofrecen la caja de degustación, ideal para compartir, que trae seis mini cakes a elección por $ 300.

La pastelería de Mauricio Asta es otra excelente opción para los que estén a la búsqueda de una torta a pequeña escala, ya que es la especialidad del lugar. En este local ubicado en Martínez hay varias exquisiteces por $ 45.

Una de las opciones para quienes buscan deleitarse con algo dulce son las clásicas tartaletas de crema toffee y frutos secos. Otra delicia del lugar es el minimarquise, hecho con chocolate, merengue italiano y dulce de leche.

Una de las tortas que seguro tentará a los amantes del dulce de leche es el minirogel que prepara el reconocido pastelero. Otra delicia que deben probar los que se acerquen al lugar es el minicake hecho de mousse de chocolate con tropezones de brownie.

La reconocida pastelería En el nombre del postre, que cuenta con una sucursal en Palermo y otra en Recoleta, es una excelente alternativa para encontrar delicias en versiones individuales. Éstas cuestan $ 42 y varían según la estación.

Una de las opciones que ofrecen en este momento es la tarteleta de peras con sabrosa masa de almendras, créeme brulee de vainilla, bizcocho de chocolate y exquisitas peras caramelizadas.

El minicake “chocolatoso por excelencia” es el triángulo de chocolates y cajú. Esta tentación lleva un bizcocho húmedo de chocolate en la base, además de una lámina de chocolate blanco y castañas de cajú. Por arriba, este exquisito postre lleva una mousse de chocolate semiamargo, un baño de chocolate y praliné de castañas de cajú.

Para una merienda potente, En el nombre del postre prepara la tarteleta de flan de dulce de leche y coco, con caramelo y lajas de chocolate y crumble.

Quienes visiten Belgrano R no deben dejar de visitar Dulce Buenos Aires, donde preparan exquisitas tortas individuales por $ 52, como la ríquisima Mousse choco-blanco, que tiene una base de brownie, mousse de chocolate blanco y dulce de leche, además de pedacitos de chocolate blanco y negro. Pasión frutal es otra especialidad de la casa. Consiste en una masa crocante rellena de crema pastelera saborizada con menta y frutas de estación por encima.

El restaurante Farinelli también se destaca por sus sabrosas tartaletas. Quienes visiten alguna de sus dos sucursales tienen que pedir el cheese cake de mascarpone con maracuyá, por $ 40, o la tarteleta de ganache de chocolate amargo, por $ 38.

Por último, en Love a lot Cupcakes, hacen minicakes a pedido, por unos $ 30. Allí recomiendan el Red velvet, de queso crema, cubierto con crema de manteca. O la tortilla de vainilla con dulce de leche cubierto con crema de vainilla

Por Déborah de Urieta  | Para LA NACION

post relacionados

Carne argentina pero exótica

@delugare_admin

¿Buscás vinos raros? Probá en estas vinotecas

@delugare_admin

Causa Nikkei: el costado peruano de Sushi Pop

@delugare_admin