De Lugares y Sabores
Image default
Plato Principal

Ossobuco con hongos secos

Ingredientes
4 ruedas de ossobuco grandes, 1 cebolla, 1 pimiento colorado, 1 zanahoria, 2 tomates redondos, 1 taza de puré de tomate, 100 g de hongos secos, 2 tazas de vino tinto
Guarnición
250 g de polenta, 500 cc de caldo de verduras, 150 g de queso rallado, 1 cucharada de manteca, 100 g de queso en láminas, Sal y pimienta negra molida

Cómo se hace
Dore el ossobuco con 4 cucharadas de aceite. Incorpore la cebolla, el pimiento y la zanahoria cortados en cubos. Saltee hasta dorar levemente. Incorpore el vino y el puré. Cocine a fuego bajo hasta tiernizar (1 1/2 hora). Pique los tomates, sin piel ni semillas, y los hongos previamente hidratados con agua caliente. Añádalos y salpimiente.
Guarnición: hierva el caldo, agregue la polenta en forma de lluvia y revuelva hasta que tome cuerpo. Condimente con el queso rallado y salpimiente. Extiéndala en una placa enmantecada de 2 cm de espesor. Lleve a la heladera. Una vez fría, córtela en porciones.
Cubra con láminas de queso y gratine en horno fuerte. Sirva junto con el ossobuco.

Secretito: la polenta es la harina hecha con los granos de maíz. Es mejor si compra la que no es precocida o instantánea, ya que contiene más nutrientes y es muy sabrosa. Eso sí, hay que cocinarla 1/2 hora, como mínimo, revolviendo constantemente.

Martiniano Molina - Revista La Nación

post relacionados

Salmón marinado con miso

@delugare_admin

Salmón laqueado con miel de ananá

@delugare_admin

Pizza upgrade: 5 recetas para ponerle onda a la muzza

@delugare_admin